Alba Tarot
La Luna Arcano Mayor Tarot

Arcano 18, La Luna

La Luna es el nombre más utilizado para este arcano mayor, pero también puede encontrarse como El Crepúsculo.

En la imagen de la carta de tarot, La Luna ilumina la escena, vertiendo pequeñas gotas de rocío al paisaje. Dos perros le aúllan observándola. A lo lejos y a cada lado de los perros hay dos torres, y delante de ellos se ve una especie de pecera o piscina con agua en la que un cangrejo también parece observarla. A su luz las cosas no son tan fáciles de definir, lo transforma todo, y algunas cosas pueden verse distintas a como realmente son. Los amigos pueden volverse enemigos, las palabras de afecto pueden ser insultos. Este estado confuso de las cosas suele ser un espacio perfecto para los accidentes, hay que ver bien donde se camina, distinguir charcos de profundas fosas. El cangrejo está para recordarnos el pasado nuestro pasado. Los perros en cambio son los guardianes del futuro que se avecina.

Interpretación de La Luna

Es representante de la vida diaria, de lo cotidiano, con todos los peligros que ella trae. Símbolo de enemigos que se mantiene ocultos. Pero también es signo de lo relativo, no todo se ve como realmente es. Se puede llegar a dividir la carta en tres zonas: un plano astral, La Luna; un plano terrestre, el de los perros; y un plano acuático, el del cangrejo. En esos planos se desarrolla la vida. La imagen tiene referencias de los perros de Artemisa, la cazadora lunar.

Entre sus significados generales hay una advertencia de posibles peligros e injurias. Las cosas que están sucediendo son muy poco claras, y vemos muchos secretos en los alrededores, y como la Luna tiene una luz engañosa es probable que no nos demos cuenta de esos posibles peligros que nos acechan. Esto puede incluso interferir en nuestros sueños y transformarlos en pesadillas.

Si durante una tirada de Tarot la carta sale en posición normal, es negativa porque indica la posibilidad de que seamos engañados, habrá que ser muy cuidadosos, miremos bien a nuestro alrededor para poder descubrir posibles enemigos ocultos. Si por el contrario sale invertida, la situación es aún peor, ante la duda de los posibles peligros hay una certeza. Lo inseguro se vuelve netamente negativo. Es seguro que se está hablando mal, y por detrás, de nosotros. De todas formas cabe la posibilidad de preguntarse si esas habladurías están en lo cierto.

En la familia, es augurio de traiciones y conflictos. Para la salud, es señal de posibles problemas renales y de pérdida de energía. En particular para las mujeres puede indicar que el embarazo será dificultoso. Se la relaciona con la profesión de cantante, actriz, bailarina.

Tarot de Gabriel