Alba Tarot
El Ermitaño Arcano Mayor Tarot

Arcano 9, El Ermitaño

El Arcano Mayor nº 9, El Ermitaño, es conocido con diferentes nombres según el tarot, entre ellos El Ermitaño, el Viejo, el Sabio, Diógenes, el Capuchino, el Pobre, el Tiempo, el jorobado.

La imagen de la carta nos muestra un hombre viejo con una barba bastante larga que en general es blanca, es imagen de un sabio. Para caminar utiliza un bastón, que parece hecho simplemente con una rama. En la mano derecha sostiene un farol que iluminará el camino que transita. Su mirada está fija y dirigida hacia adelante, sin mirar el camino que pisará. Sus vestimentas son parecidas a las de un monje o un peregrino. Lleva capucha, que en algunas imágenes le cubre la cabeza. En algunos tarots está representado por un Ángel de edad avanzada que se apoya en dos muletas para avanzar.

Interpretación de El Ermitaño

Es símbolo de un maestro que ayuda a quienes se han perdido. El Ermitaño es signo de prudencia y de que la verdad ha sido desvelada. Es un personaje místico que ha hecho un lugar en su corazón a la divinidad. Es el ser que está por venir. Sus referencias históricas datan a Diógenes con la linterna o a Matusalén.

Si describimos sus significados generales deben estar la sabiduría y el misticismo, pero no deben faltar la cautela y la prudencia. El Ermitaño es un ser aislado, y este aislamiento puede ser indicio de retraimiento, insociabilidad. Aquellos que estén dedicados a la búsqueda de la verdad están destinados a vivir aislados del mundo. Es imagen de experiencia.

Si en la tirada de Tarot la carta sale derecha, indica prudencia. Hay que examinar las cartas que le siguen en la tirada, pues ilumina a las anteriores y evita las siguientes. Es momento de silencio. Es tiempo de reflexionar sobre lo que uno ha estado haciendo. Es imagen, patrimonio, imperturbable del pasado. Por el contrario, si la carta sale invertida, es símbolo de imprudencia, hipocresía y de egoísmo. Es augurio de oscuridad no sólo en cuanto a iluminación, es todo aquello a lo que le falta luz tanto espiritual como material. Indica falta de fé, desánimo, pobreza y lo que es peor, avaricia. A quién le salga esta carta invertida, es sinónimo de haber perdido el camino.

En relación a la familia, es una carta poco favorable para el matrimonio y las relaciones amorosas. En la salud, indica reumatismo, pero también una larga vida. Se puede sufrir de ciertas manías, sobre todo de persecusión. Se lo asocia a profesiones tales como científico, filósofo, médico, espía.

Tarot de Gabriel