Alba Tarot

Preguntar al Tarot

Es muy probable que cuando alguien consulta el Tarot sea porque se está pasando por alguna situación difícil, ante un momento de duda o de inquietud. A través de las cartas del tarot se busca ver qué se puede hacer para que el momento de dificultad pase lo antes y mejor posible. Se busca responder determinadas preguntas, la lectura de las cartas le ofrecerá un camino para enfrentar el problema.

Preguntar al Tarot

Para que la respuesta sea lo más productiva posible, la pregunta debe estar bien formulada, y para ello se debe tener muy clara la situación, a quiénes implica en cualquier sentido, de forma directa o indirecta. No hay que ser subjetivo, no se deben emitir juicios ni censurar a ninguno de los involucrados. Es conveniente anotar la o las preguntas que se le ocurran, siendo claro pero no demasiado esquemático, se busca la participación de la intuición y no tanto de la lógica.

Al momento de escribir la pregunta, es importante aceptar la responsabilidad de la situación en que se vive, ser conciente del papel que se juega, no lavarse las manos en las decisiones a tomar. Las cartas del tarot no nos dirán qué hacer, no pueden librarnos de tomar decisiones, sólo nos darán información, el uso o no de ella es decisión del consultante. Tampoco son útiles las preguntas que esperan un simple sí o no, ni las que preguntan qué hacer. Sólo se deben pedir nociones o posibilidades, no esperes que las respuestas relacionadas con una específica cantidad de tiempo puedan ser exactas. Hay que lograr un equilibrio con respecto al nivel de detalles, ni demasiados ni muy pocos, esto solo se logrará con la práctica y el ejercicio.

Aunque algunas de las características mencionadas sólo se logren con la repetición y la experiencia lo que siempre se debe lograr, desde las primeras tiradas de tarot, es mantenerse en una posición lo más neutral posible. Uno al formular una pregunta siempre tiende a formar una determinada respuesta, pero si la posición ante las cartas es la correcta, o sea, si se está realmente abierto a lo que ellas nos cuentan, se debe ser receptivo y no adoptar una actituda defensiva. Por esto, la neutralidad es fundamental. No es demasiado el tiempo que se requiere para escribir una pregunta, en las primeras ocasiones puede que cueste decidir cuál es la mejor manera de formularla, pero luego que se adquiere cierta práctica sólo se necesitarán 4 o 5 minutos. La mejor forma de guardar la neutralidad, es acudir a un profesional tarotista cuando las consultas son para uno mismo. Hay diversos servicios de tarot telefónico con tarotistas profesionales.

Tarot de Cristina