Saltar al contenido

Arcano 10 La Rueda de la Fortuna

10 Rueda de la FortunaA este Arcano Mayor se le conoce como La Rueda de la Fortuna, la Fortuna, la Rueda de Ezequiel, la Esfinge, la Rueda del Devenir o del Destino.

Si la describimos observamos una gran rueda, detenida y en equilibrio. Agarrados en ella se ven dos personajes bastante extraños, uno tiene rasgos en su mayoría humanos y el otro es marcadamente animal. Encima de la rueda hay otra criatura, que parece haber detenido la rotación, pero momentáneamente, es quien ha parado la rueda. Pero esa situación de equilibrio puede cambiar de un momento a otro. Ese es el sentido, el significado de la rueda, no hay seguridad ni tranquilidad en nada, todo puede cambiar y el equilibrio alcanzado se puede perder. Con un simple movimiento, un cambio, un balanceo, y la suerte puede cambiar casi sin notarlo. Todo puede invertirse, los triunfadores muerden el polvo y los vencidos pueden retornar como vencedores. La rueda tiene una manivela lo que es un importante indicio de que es posible que gire en cualquiera de los sentidos, como la misma suerte.

Interpretación de La Rueda de la Fortuna

Es una representación de la vida, pero no en cualquier momento, sino estando en un perfecto equilibrio. Símbolo de energía que produce. Evolución e involución. Se reconocen tres fases fundamentales, el subir o volver a subir, asociado a una evolución, la caída como una involución y la pasividad alcanzada por el equilibrio. El rescate continuo del hombre cuando es humillado y degradado al nivel de la bestia. El constante renacer y morir del universo, y en él del hombre. Históricamente es relacionado con La diosa Fortuna, también con un método de tortura de la Edad Media.

Entre sus significados generales se destacan la felicidad y el progreso. Representa dos polos, uno activo y otro pasivo, el norte y el sur. Es señal de prudencia, ya que siempre hay que tener presente que la rueda puede girar en ambos sentidos. También indica que con creatividad e inventiva se puede lograr triunfar.

Si durante una tirada de Tarot, la Rueda de la Fortuna sale derecha, es una señal de que se ha logrado un equilibrio precario, lo que no significa que sea algo negativo. Es la carta de alguien que ha sabido o que logrará dominar un destino que se presenta en contra. Hay probabilidades, y hay que ser capaz de aprovechar los momentos que nos favorecen. Si la carta sale invertida, quiere decir que se avecina la mala suerte, que habrá fracasos y situaciones desafortunadas. La bestia que triunfa sobre el hombre, y es ella la que hace que la rueda gire, por lo que se vivirá una involución. La persona a la que salga esta carta dada la vuelta, por tanto, le indica que no tiene objetivos ni metas propuestas.

Habrá que tomar una decisión difícil en relación a la familia. En la salud, nos previene de la posibilidad de movimientos bruscos, caídas, que traen peligro a la ciática. Se relaciona con las profesiones de comerciante, prestidigitador, equilibrista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *