Saltar al contenido

Arcano 14 La Templanza

14 TemplanzaA este Arcano Mayor se le conoce como La Templanza, y también como “las Dos urnas” y “el Genio Solar”.

La imagen de esta carta de tarot muestra una mujer, aunque se puede llegar a pensar que es un ángel porque tiene alas. Está parada y de frente, pasando agua de un ánfora a otra. El agua de la vida, aunque para algunos está templando un licor con otro. En su frente lleva una flor, o Estrella según la baraja de tarot. Para el catolicismo es una de las cuatro virtudes, y esta es la que modera las necesidades de los sentidos.

Interpretación de La Templanza

Representa equilibrio, el que se logra con el control y la autodisciplina. Es símbolo de la economía, que requiere justamente de rigurosidad. Al pasar el agua de un ánfora a otra, podría simbolizar el pasaje de una vida a otra, el pasaje del pasado al futuro. A pesar de las varias transformaciones que se pueden sufrir en esta vida y en otras, es señal de que el espíritu se mantiene invariable. Es energía lo que se mueve de un recipiente a otro. Históricamente, su imagen hace referencia a las Bodas de Canaan como ya mencionamos en otros artículos, en ella Jesús transformaba el agua en vino.

Algunos de sus significados generales son la reflexión, la disciplina, el autocontrol, la calma, todo aquello que implica serenidad absoluta está representado por La Templanza. Es moderación en todos los aspectos. Es un traspaso, de cualquier índole, y aquellos que pueden lograr no derramar una gota de agua, son los que poseen la capacidad y la calma necesaria para vivirlo. Representa la educación moral e intelectual. Pero para todo hay que tener paciencia. La Templanza es justamente una virtud que lo equilibrará en cuanto a sus necesidades e instintos.

Si durante una tirada de tarot, la carta sale derecha, es indicio de un justo equilibrio, hace más provechosas a las otras cartas. Pero está estableciendo una pausa, hay que parar para observar el interior y buscar la solución a los problemas. Con paciencia y templanza las cosas se resolverán positivamente. Si la carta sale invertida, es augurio de frustraciones. Habrá poca armonía y tendencia al desorden. Es señal de que se han dejado llevar y vencer por la ansiedad, los nervios y los temores han triunfado, y con esto, lo único que se logra es desperdiciar, malgastar las energías. Debes estar atento a cómo haces las cosas, no desperdicies tu vida.

Es indicio de personas que son modelo en la familia, tanto las mujeres como los hombres. También los hijos suelen ser ideales. En la salud, nos avisa de posibles problemas en el sistema linfático. Se la relaciona con la profesión de sociólogo, profesor, curandero, pintora, todas especialmente en su versión femenina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *