Saltar al contenido

Arcano 3 La Emperatriz

El nombre con el que se conoce a este arcano mayor es La emperatriz o la Madre Celestial.

3De la imagen en la carta se puede deducir que es una mujer grandiosa, juvenil, coronada, de mirada imperturbable y serena. Está sentada en un gran trono y sostiene firmemente en su mano izquierda el cetro, símbolo del poder creador, capaz de fijar las fuerzas espirituales en las cosas; en la otra mano sostiene con fuerza el escudo, un símbolo de protección, que tiene dibujada claramente un águila, que es un símbolo también de las fuerzas espirituales. Ambos pies los tiene tapados por un amplio vestido, aunque este detalle no está en todos los tarots. El trono es un asiento con un respaldo bien alto, lo que indicaría gran estabilidad.

Hay tres arcanos cuyas imágenes no tienen características especiales, estas son la Emperatriz, el Emperador y el Sumo Sacerdote, sus figuras históricas son normales y similares a las que se ven representadas en cuadros y láminas comunes.

El simbolismo de La Emperatriz

Es una imagen completamente femenina que representa la fecundidad universal. La naturaleza en acción. Es Venus o Urania, en ciertas barajas de tarot. La inteligencia creadora. Es algo así como la energía escondida que alienta al universo, son las fuerzas ocultas de la vida. La fuerza motriz que pone en acción a la Naturaleza.

Las referencias históricas la relacionan con la emperatriz bizantina Teodora Comnena, mujer de Justiniano.

Tiene varios significados generales, es representación de la abundancia y de la inteligencia unidas. Hay un sentido práctico acompañado de cierta ambición, y esto es lógico, no puede faltar la ambición. Con ambos indica que su capacidad y fuerza de voluntad será capaz de dar vida a todas las cosas. Es la imagen de la reflexión y del conocimiento profundo sobre diversas áreas.

Si en una tirada de tarot la carta sale derecha, esta influenciará positivamente a las cartas que hayan salido próximas a ella. Indicaría que hay ciertos acontecimientos favorables están madurando, transmite la confianza de que es capaz alcanzar las metas. Si la carta sale invertida, por el contrario, sería indicio de esterilidad, despilfarro y vanidad. Es bastante negativa, más para la mujer, se asocia con estar vacía.

Al relacionarla con la familia, es una administradora perfecta de el hogar. Es señal favorable para los hijos. En la salud o el temperamento indica debilidad y nerciosismo, pero compensado con una gran vitalidad. Las profesiones con las que se relaciona son las de maestra, comadrona y enfermera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *