Saltar al contenido

Arcano 5 El Sumo Sacerdote

Sumo SacerdoteAl quinto Arcano Mayor de la baraja de tarot, se le conoce por varios nombres, El Papa, el Pontífice, Júpiter, El Gran Hierofante, el Invierno, el sumo Sacerdote, el Maestro de los Arcanos.

En la imagen de la carta se puede ver un gran sacerdote barbudo, que sería el Papa, y que da su bendición a dos de sus ministros o clérigos. La abundante barba blanca es signo de que su edad es avanzada, está en un momento de su vida en el que las pasiones ya están aplacadas y es tiempo de dar paso a la inteligencia. Está sentado en el trono pontificio, que tiene un respaldo alto finalizado con un tipo de columna que algunos comparan con las columnas del Templo de Salomón. Se apoya con su mano izquierda en una especie de bastón terminado en una bola y una cruz. La tiara hace que su imagen se vea más alta de lo que es, y los ministros de pequeño tamaño lo transforman en una figura impresionante.

Interpretación de El Sumo Sacerdote

Es imagen de la Ley Sagrada, representa la inspiración divina, la manifestación de lo Sagrado. Es la energía espiritual a través de la cual se transmiten los principios sagrados. Mantiene un gran secreto que es mostrado sólo a los adeptos, los dos clérigos arrodillados. Es la encarnación de lo divino. Implica el deber de entregarse al cumplimiento de las leyes sagradas. Históricamente hace referencia a Moisés y a un papa con barba, entre otros.

Tiene como significados generales la lealtad, la franqueza, la sinceridad, el consejo acertado, el respeto. Representaría a aquel que es empujado por una vocación verdadera a iniciar a otros, sus discípulos, en el estudio de los misterios de la vida. Es el arcano de la filosofía.

Si en la tirada de tarot, El Sumo Sacerdote sale derecho, indica un equilibrio preciso. Se funda en las cartas anteriores para dar una enseñanza. Es muestra de discreción, reserva y meditación. Puede que indique la necesidad de buscar un maestro. Pero si sale invertida, los aspectos que marca son grotescos, convirtiéndose en un signo de moralidad e intolerancia. Se expresa en la frase “Las fuerzas infernales desencadenadas”, un indicio de que el Maestro se ha creado un falso profeta. Es señal de que ha habido un abandono a los instintos, por lo que es una carta negativa en esta posición. Cómo rasgo personal diría que eres intolerante.

Si se relaciona con la familia, indica devoción. En cuanto a la salud, es augurio de posible obesidad y tendencia a la calvicie. Así como de cálculos, por lo que hay que estar atentos en este sentido. Si se asocia a una profesión, esta podría ser la de profesor, militar, religioso, bibliotecario o verdugo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *