Saltar al contenido

Seis de copas

seis de copasAhora es turno de que hablemos sobre los principales aspectos de la carta número seis en los Arcanos Menores del palo de Copas, el seis de copas es una carta que encuentra bases sólidas en tres conceptos fundamentales, hablamos concretamente de la Buena Voluntad, de la Inocencia y de la Infancia.

Dijimos que el primer concepto principal de la carta es la Buena Voluntad y en el plano de las Acciones esto aparece reflejado en el propio experimento de la misma. Para ello vemos una fuerte necesidad de actuar de forma bondadosa, de poder demostrarse caritativo, una carta que habla de poder hacer favores hacia otras personas, de poder compartir todos los aspectos que se tienen en la personalidad. Es una carta que invita a compartir, que habla de un momento en donde pueden aparecer regalos, una realidad que permite sentirse en muchos casos como una persona bien aventurada. Es un momento para llenarse de buenas intenciones con el entorno.

El segundo concepto principal de la carta es la Inocencia, esta carta habla de la acción de poder sentirla, de dejarse llevar por simples contentos, por aspectos que siempre se rodeen de la bondad. Es una carta que invita a la felicidad, que habla de poder encontrar una limpia conciencia que te permita siempre estar alejado de la corrupción. El Seis de copas es una carta que habla de poder apreciar todas las alegrías que procedan de aspectos simples.

El tercer concepto principal de esta carta radica en la infancia, aparece como consejo en la acción de poder centrarse en ella, esto se puede transitar en experiencias relacionadas con la compañía de algún pequeño o con alguna persona joven. Es un momento para encontrarse realmente despreocupado, un momento en donde uno puede sentirse cuidado. La nostalgia puede aparecer para permitir el placer del juego, para poder disfrutar de todas las actividades juveniles. Esta carta también puede estar asociada con la concepción de algún hijo.

En las lecturas de Tarot podemos encontrar a esta carta como un camino de solución frente a realidades violentas, realidades superficiales, por más que en el mundo adulto puedan encontrarse diversos aspectos negativos a destacar esta carta recuerda el placer de la infancia, del amor, de la naturaleza, de poder desarrollarse en juego y armonía en un camino de verdadera felicidad. No hay que malinterpretar, no es lo mismo inocencia que ignorancia, son dos palabras completamente distintas y en base a la primera se puede construir gratos momentos de felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *