Saltar al contenido

Cómo quitar el mal de ojo

El mal de ojo es entendido en muchos países como un asunto negativo que sucede cuando alguna persona observa con motivos obscuros a otra, provocando así una serie de síntomas sin referencia física al parecer. Primordialmente en los niños pequeños, por ello, aprenda cómo quitar el mal de ojo porque es muy importante.

Remedios para quitar el mal existen muchos, aquí se explican algunos que consisten en realizarlos por sesiones y los resultados dependerán en un primer plano de la fe con que se realicen y la perseverancia en los rituales.

Curas efectivas contra el mal de ojo

Una de estas sesiones curativas se realiza con tres elementos que cualquiera posee en casa, aceite, agua y una tijera. Se necesita además de un plato hondo, de color blanco para contrarrestar las malas energías y el líquido oleaginoso extraído de la oliva. Entre más natural mejor será el resultado.

Cómo quitar el mal de ojo

El segundo paso consiste en llenar el plato con suficiente agua y dejar caer dentro las tijeras. Estas deben estar completamente cubiertas para que funcione, después humedecemos el dedo anular de la mano derecha del afectado con un chorrito de aceite para después con el mismo dedo  contar siete gotas de deben resbalar hacia el plato, directamente sobre la tijera que previamente hemos colocado.

Mantra salvador

La operación debe de realizarse de nuevo de ser necesario el truco consiste en que sean siete gotas de aceite exactas las que resbalen desde el dedo hacia el agua y sobre la tijera que está en el fondo del plato.

Mientras ello sucede repetiremos el mantra que reza “Con un ojo te he mirado y con dos ojos te han ojeado, pero yo con aceite te he curado”. Si las gotas del aceite de oliva permanecen sobre la superficie del agua el remedio ha curado el mal de ojo. Si algunas tocan el fondo deberíamos volver a realizar la limpia.