Saltar al contenido

La Rosa de Jericó y maneras de utilizarla

La rosa de Jericó y maneras de utilizarla

Hablando del mundo botánico, la Rosa de Jericó, es un tesoro inigualable a cualquier otra planta de la naturaleza. Ya que posee propiedades que ninguna otra planta, esta es la de supervivencia sin tocar el agua durante muchísimos años, estando bajo cualquier condición. La planta puede abrirse y cerrarse las veces que se puedan, utilizando únicamente agua.

Cada Rosa de Jericó tiene características muy especiales que la diferencian una de la otra. Son diferentes entre ellas en tamaño, en las formas que adoptan al abrirse y cerrarse, en la rapidez o en la lentitud con que lo hacen, en la cantidad de agua y luz que necesiten, así como el color que toma.

Fuerza extraordinaria de la Rosa de Jericó

En el plano místico, la Rosa de Jericó posee una fuerza extraordinaria, fue distinguida por sabios y reyes y considerada flor divina. La tradición antigua en torno a esta planta afirma que en su interior se esconde el espíritu del desierto, ya que es una planta que aparece sobre todo en las zonas desérticas del norte de África y de Medio Oriente. Nuestras videntes y tarotistas utilizan con gran efectividad las propiedades de estas plantas.

Se le conoce también como planta de la resurrección. Las propiedades benéficas de esta planta son:

  • Prosperidad y éxito
  • Absorber energías negativas
  • Protección
  • Salud
  • Amor
  • Trabajo

Hay muchas maneras de cómo puedes utilizar la Rosa de Jericó, haciéndole oraciones por lo anteriormente nombrado, lo característico de cada oración es que se reivindica profundamente en todas ellas el amor a Jesús y su infinita misericordia.

La fe se manifiesta en cada oración, y el acompañarlas introduciendo objetos variados, que se mencionan ellas hacen que sean eficaces.