Saltar al contenido

Meditación Kundalini

kundaliniYa hemos compartido varias características positivas sobre la principal práctica del camino del Zen, la meditación. Quizás para empezar a comprender el concepto que propusimos en el título de este artículo, debemos comenzar explicando cuál es el significado de la palabra kundalini. El Kundalini es la energía invisible que se encuentra en cada uno de nosotros, ella tiene la particularidad de no poder medirse, pues su cantidad es infinita. En el marco del Budismo se representa como una serpiente, pero también se la suele representar con la imagen de un dragón. Esta energía suele reposar en el primero de los Chakras, se encuentra en el Muladhara y claramente se puede llegar a él mediante la meditación.

Ahora empecemos con lo que realmente es meditar, porque seguro que podemos tener una idea general sobre la meditación como práctica en la que uno se queda quieto, pero si alguna ves te propusiste hacerlo, tendrás preguntas interesantes por resolver. La cuestión es que si buscas alcanzar el Kundalini debes de poder controlar el movimiento de tu cuerpo con total naturalidad, poder moverlo o dejarlo quieto todo el tiempo que sea necesario.

Muchas personas, seguro que puedan quedarse quietos, pero les propongo que lo intenten tan solo por unos minutos, es posible que nunca te lo hayas propuesto realmente y sea una interesante experiencia pararte unos minutos, con el cuerpo completamente quieto, a meditar. Ahora es momento para que lo intentes, pero ten en cuenta una cosa, busca una postura correcta que no te de sueño porque la idea es bien distinta, debes estar bien despierto.

En el momento que logres mantenerte en quietud es cuando podrás empezar a darte cuenta que el estado de tu cuerpo se relaciona directamente con los pensamientos y sentimientos que tienes en el presente, de la misma manera que sucede con la práctica en sí, de manera que no importa la postura que mantengas, sino que puedas ejercitarte de manera correcta.

Al igual que en otros aspectos de la vida, lo importante a la hora de meditar es la actitud, es la estructura firme que te propongas para lograr el propósito, de la misma manera que puedes poner objetivo y dar a cumplir con cualquier otra cosa, es que el trabajo de meditación funciona. Es cuestión de que logres proponértelo, de que logres encaminar el deseo de saber lo que se esconde dentro de ti. Es una buena práctica para efectuar a la hora que nos sentimos inquietos, que nos sentimos impacientes, es bueno escarvar dentro de uno para sacar los desechos que perturban nuestro equilibrio, desde nuestro sitio los invitamos a practicar siempre de a poco, paso a paso, para que con su tiempo debido logren alcanzar un estado de ánimo inquebrantable. Es muy recomendable hacerlo antes, por ejemplo, de realizar un tirada con el Tarot de Osho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *