Alba Tarot

Tirada de Tarot de La Cruz Celta

La tirada de tarot de La Cruz Celta es la que se ha popularizado más en el tarot con el correr de los años. Una posible explicación a este hecho es que el diseñador de la baraja de Tarot Rider-Waite, la recomendó en el libro que él mismo escribió, y a su vez otros escritores que optaban por esta baraja, también consideraron fundamental para entender el tarot, la tirada de Diez Cartas o Cruz Celta. Además de esta situación, hay que reconocerle a esta disposición de las cartas de tarot su alto valor como herramienta de conexión con el conocimiento del pasado, presente y futuro.

Para realizar esta tirada, se pueden utilizar la totalidad de las cartas del Tarot, incluyendo a los arcanos menores, las setenta y ocho cartas, o también se puede realizar utilizando pura y exclusivamente a los veintidós arcanos mayores, siendo esta una versión más simplificada; sin importar cual de las dos opciones se elija, el procedimiento y ubicación de las cartas extraídas de la baraja será idéntica.

Como hemos dicho, se trata de ubicar diez cartas en diez diferentes posiciones, lo que debe ser respetado, pues cada lugar tiene un significado específico, y que luego en conjunto también nos llenarán de información, con sus combinaciones y relaciones, que no se obtendrían si uno se limitara a interpretar carta por carta, claro que esto supone una cierta práctica y conocimiento de las cartas de Tarot, que se va logrando con estudio, paciencia y tiempo.

Luego de haber armado el mazo y barajado como hemos indicado con anterioridad, se debe poner el mazo delante de nosotros e ir tomando de a una, las diez primeras cartas del tarot, de las cuales, las seis primeras se colocan según el orden en el que las hemos quitado en forma de cruz y las cuatro últimas se colocan en forma vertical, formando una columna a a la derecha de la cruz. Las seis primeras son las que se comienza por dar vuelta, y las cuatro últimas se dejan cubiertas.

Accede a nuestra Tirada de Tarot de La Cruz Celta Gratis

Cómo se construye la Cruz Celta:

Tirada de Tarot Cruz Celta

La Carta de tarot que se retira en el segundo lugar va ubicada en forma horizontal, "acostada" sobre las cartas que salieron en la posición cuarta, primera y sexta.

Interpretación de las cartas en la Tirada de Tarot de La Cruz Celta

Es muy probable que sea el método más utilizado para consultar el tarot. Se puede considerar que la tirada de la Cruz Celta es una tirada en la que se pueden identificar claramente dos sectores o secciones, seis cartas a al izquierda y cuatro cartas a la derecha. Las de la derecha pueden considerarse como un círculo y una cruz, y esta imagen tiene similitud con la Cruz Celta. El Círculo y la Cruz, que está formado a su vez por dos cruces, la central, formada por dos cartas, la primera y la segunda, y la otra, donde la central está ubicada, formada por seis cartas, de la primera a la sexta. La cruz de dos cartas representa lo primordial del tema en el momento de la lectura. En torno a él gira tu vida. La cruz mayor muestran, vistas como un conjunto, la situación interior y exterior de quien consulta en el momento de la tirada de Tarot.

Las cuatro últimas cartas, que están formando una columna, son las que se conocen como Báculo. Ellas ofrecen información sobre la vida de quien consulta. Son una guía para comprender las anteriores, pues son orientadoras sobre uno mismo y su relación con los demás, así como también da pautas sobre las direcciones que tomará el futuro.

Accede a nuestra Tirada de Tarot de La Cruz Celta Gratis

Cartas en la Cruz Celta Tarot

Carta 1. Está ubicada en el centro de la cruz celta, encima de ella se apoya la segunda carta del tarot en la tirada. Esta carta informa de manera bastante general lo que se está examinando en la lectura. Indica algo que en particular se halla en el centro, en el corazón del todo que conforman las otras cartas.

Carta 2. Es la carta que se apoya sobre las demás, está en el cruce. Para algunos es la carta considerada opuesta a la primera, opuesta al propio sujeto de análisis. Dependiendo de la situación que se lea con el resto de las cartas de la tirada, se la puede ver como un complemento del Centro o como una consecuencia de lo que la primera carta dice; los obstáculos a superar.

Carta 3. Esta es considerada la base. Es la posición desde la que los problemas centrales son vistos desde otra perspectiva, desde atrás, por medio de ella se identifican las causas, los orígenes. Aunque la mayor parte de las veces se basa en experiencias del pasado, también es posible que encuentre la causa de lo que sucede en un momento de la actualidad, del presente de quien consulta.

Carta 4. La carta del Pasado reciente, en ella se devela una experiencia o hecho que ha contribuido a que la situación actual esté como esté. Existe la posibilidad de que el hecho al que se refiere ya haya llegado a su fin, pero si es así estaría indicando que aún influye o al menos que la persona todavía lo tiene presente, siempre considerándose como algo pasajero, temporal. Si se compara con la experiencia de la Base se dferencian en que esta es transitoria.

Carta 5. Esta posición la ocupa una carta que informará sobre el posible desenlace, y por ello es que es una de las que puede costar más leer e interpretar, dada su importancia. Es indicadora de una tendencia, algo que está por evolucionar, pero no es determinante. Esta carta de tarot debe relacionarse con la última que es la del Desenlace en sí, pues puede llegar a ser una especie de consecuencia posterior. Puede incluso verse casos en los que es contradictoria con el Desenlace, como mostrando una alternativa que no se va a dar en determinada situación.

Carta 6. Es la carta que nos habla del Futuro inmediato. Lo que no muestra está muy próximo de afectar la vida de quien consulta. También es transitorio lo que depara, aunque contribuya con el Desenlace, no es algo que vaya a perdudar, es como si se tratara de algo que viene a colaborar con la situación y cuando haya cumplido su misión se retirará. Pero no se debe olvidar que es pasajero, temporal, por lo que si se trata de algo positivo hay que aprovecharlo al máximo, y si por el contrario es negativo no olvidar que pasará.

Carta 7. Representa a quien Consulta, aunque no en una totalidad, sino en una actitud determinada o en una actividad que esté contribuyendo a la situación que vive.

Carta 8. Es la posición dedicada al ambiente, al entorno. Puede estar relacionada con determinadas personas o con el medio que el consultante se encuentra. Dará rasgos generales en lo que respecta a la evolución general de la situación que le preocupa.

Carta 9. Es imagen de la esperanza y de los temores. Indica lo que la persona espera que suceda en la situación en cuestión, y por ello es de vital importancia. Por ello mismo es que se debe leer con cuidado, y no a la ligera, solo suponiendo que si la carta que sale es positiva significará lo que se espera, y si es negativa representará algo que se ha temido que suceda; es más complejo que esto. No olvidar la relación que existe entre el subconciente de quien consulta y lo que nos cuentan las cartas, a veces los cambios son considerados como problemas para quienes son conservadores, aunque el cambio pueda ser beneficioso, puede verse a través de las cartas como algo negativo.

Carta 10. La carta final: El desenlace. Quizá una especie de resumen, pretendo mostrar el resultado probable, después de haber analizado las influencias, no se debe leer aislada. Tampoco es determinante, pues no indica nada que sea inalterable, es una muestra del camino que van tomando las cosas. La situación que se ve en la tirada de tarot de la Cruz Celta puede modificarse si quien consulta así lo desea, aunque implique un esfuerzo, evitar un resultado es posible.

Accede a nuestra Tirada de Tarot de La Cruz Celta Gratis

Tarot de Cristina